En el mes de diciembre cumple 60 años haciendo radio y televisión. Es de Huánuco, de un pueblo llamado Previsto cerca de Tingo María. Nació el 11 de abril de 1943 y llegó a Lima a los seis años con toda su familia, su papá le regaló una radio antigua a tubo, que le permitía escuchar las transmisiones deportivas. Estaban en la radio dos voces importantes, la de Humberto Martínez Morosini y Oscar Artacho.

Jugaba con chapitas en el piso, once de ellas eran de una marca de gaseosa y las restantes de otra. Así iniciaba sus propias narraciones. En 1953 se hace hincha del  equipo Edil, debido a que lo llevan al estadio Nacional, recientemente inaugurado, a ver el partido internacional del Deportivo Municipal y Deportivo Español de Barcelona.

Cuando estaba en primero de secundaria, su profesor de educación artística, Max Obregón Mikkelsen, le propone realizar un programa escolar, una especie de magazine con un grupo de alumnos en el Canal 7; estudiaba en el colegio Pedro A. Labarthe. Después le saldría a su profesor la idea de crear una emisora interna. En los momentos de recreo y a través de los parlantes, Juan se ponía a narrar los partidos y leer noticias.

Un día por la noche escuchaba un programa deportivo en radio Lima, era un solo locutor el que conducía, por eso se va a la emisora a pedirle una oportunidad. Fue entonces que llega el gerente Oscar Llanderas, procedente de EE.UU, con unos discos nuevos en la mano, y por una simple coincidencia, le propone hacer un programa musical por las noches, porque todavía estaba en el colegio. Iniciaría entonces La Hora de los Éxitos, a los 15 años de edad.

Para la temporada de enero, le empezaron pagando 100 soles mensuales, por conducir Wapachando, con música de la Sonora Matancera, durante tres meses. Este programa lo hacía por las tardes. En 1960, ya con cierta experiencia, hace su debut como narrador en el partido del campeonato local Ciclista Lima y Centro Iqueño. Rulito Pinasco era la voz comercial, había llegado recién de Iquitos y como comentarista estaba Alfredo Carranza, que después fue Presidente de la Federación Peruana de Fútbol.

Posteriormente, fue contratado por Antonio Cárdenas para integrase a su programa en radio Sudamericana y transmitir el amistoso Perú – Paraguay desde Arequipa, era su primer viaje en avión. Volviendo a Lima, recibe la oferta de radio Mundial para transmitir la Liga Amateur de Lima. Su desempeño como narrador crecía y esta vez formaría un equipo para radio La Crónica, junto a Lucho Izusqui, Toño Llerena, Germán Villalobos.

“En radio La Crónica transmití las últimas grandes peleas de boxeo de Mauro Mina, en la tribuna norte del Estadio Nacional. En este año entré a trabajar a una compañía de seguros, pero no descuidé la radio, seguía con mis programas en la tarde y noche, y las transmisiones los fines de semana. Recuerdo que también ‘Pocho’ Rospigliosi vino a proponerme a integrar su programa Ovación para radio El Sol. Me hizo una buena propuesta y me fui con él”, declara.

De esta forma, iniciaba otra etapa en su recorrido radial, viajando por todo el Perú. En este programa se quedó hasta 1984.Tuvo su primera aparición en la televisión con Ovación en el Canal 4 y luego pasaría al antiguo Canal 9, donde narró fútbol e hípica. Con el tiempo llegaría a Panamericana Televisión. Su presencia deportiva estuvo enmarcada en grandes acontecimientos como los Mundiales de México 70, Argentina 78 y España 82. Antes había estado en Europa, en el debut del “El Cholo” Sotil y con una entrevista al “Nene” Cubillas.

En 1984, la empresa Milo lo contrata como su locutor exclusivo y le da opción de formar su propio programa en radio RBC. Después se traslada a radio Cadena, donde formó Cadena Deportiva. ”En mi programa debutaron Vicente Cisneros, Juan Palacios, Silvio Valencia, Walter Ricapa, Beto Cueva y otros. También pasaron los consagrados como Toño Vargas, Gonzalo Iwasaki, Alberto Beingolea, Tito Morales y Walter Villanueva”, dice.

Es en el año 2000, que se va con toda su familia a Estados Unidos, donde se queda aproximadamente tres años. A su regreso lo llaman para integrase a Ovación en el que trabajó hasta abril del 2017. Actualmente, recibió una nueva propuesta y está en radio Libertad, como jefe de deportes y en la conducción de dos bloques de lunes a sábado, dentro de los noticiarios. En las transmisiones está con Libertad Deportes.

“Quiero decir a los jóvenes y en especial a los que quieren seguir el periodismo deportivo, que lean y no copien los estilos de los extranjeros. En nuestro país mucho se copia de los argentinos, toda la terminología se aplica en Lima. Hay algunos locutores que imitan y no es lo correcto. Debemos aprender a expresarnos mejor, buscando nuestro propio estilo”, concluye.