Se formaron las palabras y esta vez para escribir. Así iniciamos esta nota, aprovechando las frases muy a su estilo creadas por Gino. “El barco se aleja, se pierde en el horizonte”, “se formaron las parejas y no para bailar”, “aagárrense”, “solamente uf”, ”y todavía no”, “a pasarla nomás” y otras; que le salieron en el mismo momento de sus narraciones.

Desde primaria le gustaba escuchar a los relatores deportivos como Roberto Zegarra, y trataba de imitar su voz. Jugando con muñequitos, armaba una cancha de fútbol en la alfombra del cuarto de sus padres pintándola con tiza, y narraba los partidos poniendo nombres de jugadores conocidos y algunos inventados. A esto le ayudó la lectura que practicaba constantemente.

Ya en el colegio, quería estudiar comunicaciones, tenía curiosidad por lo que era la televisión y la radio. También fue el recordado Augusto Ferrando, tío de su mamá, quien le inspiró de alguna manera a inclinarse por los micrófonos; visitaba a su familia y ya crecía una gran admiración por el popular animador.

Estas circunstancias le ayudaron a seguir sus estudios de Ciencias de la Comunicación en la Universidad San Martín de Porres, e iniciar en el cuarto ciclo, su labor en la oficina de Imagen Institucional del Hospital Hipólito Unanue. Fue su jefe de esta área, quien asume un cargo importante en Canal 7 y lo lleva a seguir buscando nuevos retos.

Su primera intervención en un medio fue justamente en el programa Confirmado en Canal 7, en 1998, laboraban Pilar Abad, Verónica Linares, Manolo Del Castillo y otros. Ingresó como asistente de producción y luego pasó a ser reportero. Posteriormente a radio Nacional, ganando habilidad al lado de Patricia Melgarejo, locutora y periodista de gran experiencia.

En el 2003 ingresaría a radio Gol cuyo dueño era Gustavo Barnechea. Fue en esta emisora que debuta como narrador deportivo, justo porque no había llegado el principal, sin pensarlo asumió ese reto. Después tendría otra posibilidad, esta vez en CPN radio; para luego llegar a Antena 3, ahora Movistar Deportes, donde permanece 13 años. Sebastián Cosen, ya lo había escuchado narrar, dándole esta posibilidad muy bien aprovechada.

“Recuerdo que no habían narradores en radio Gol, el productor dijo quien lo puede hacer y yo me ofrecí sin haberlo hecho antes. Me mandaron al ruedo, narré horrible, porque pedí la grabación y me escuché. Pero así me llamaron y me programaron de nuevo, entonces empecé a corregir mis errores, a cambiar y modular mi voz. Me ayudó bastante un taller que hice en la Universidad con Miguel Humberto Aguirre y Roxana Murillo”, nos detalla Gino.

En su vida, su partido más importante todavía no ha llegado. Le tiene gran cariño a partidos especiales en los que intervino. No pertenece a ningún gremio periodístico, pero los respeta porque tiene a muchos amigos allí. Su tiempo libre prefiere aprovecharlo estando en su casa, con su familia, ir al cine y ver películas. Igual, no es mucho de escribir en las redes sociales.

Respecto a sus frases tan gustosas por los televidentes, nos explica: “Salieron del momento, por ejemplo el barco se va, se pierde en el horizonte, salió en el momento de la narración del vóley,  cuando estábamos en el Coliseo Bonilla que está frente al mar. Hubo un momento en que un equipo le sacó como diez puntos de diferencia al otro, en ese instante pasaba un barco que se perdía a lo lejos, entonces me pareció exacta la expresión”.

Otra frase que pegó y muy bien, fue cuando Gino estando con Ramón Quiroga en la cabina, le dijo: “Ramón, se formaron las parejas”, y él le respondió: “Y no para bailar”. Fue así que se ideó y le puso el tono respectivo. No se sentó jamás para crearlas, todas salieron en el momento de las transmisiones.

Tiene como ambición seguir trabajando en la radio y televisión, seguir consolidándose, tratar de ser un mejor narrador, seguir formándose apreciando a las personas que le enseñan algo nuevo. Se considera una esponja porque le gusta absorber cosas que le sirven. Le gustaba mucho la voz de Iván Márquez, voz oficial de Panamericana Televisión por muchos años. Creció admirando a Marcelo Araujo, narrador del fútbol argentino, que revolucionó el tema de los relatos por las bromas y las cosas que le agregó.

También narra los partidos cada fin de semana por las ondas de Radio Programas del Perú (RPP).En el canal de Movistar está en varios programas como Mundo Deportes, La Carne del Domingo, El Fútbol 7, Bloqueo, y participa en otros ; los que se ha ganado a base de constancia y dedicación a través de los años.

Limeño, quien pasó por muchos colegios, pero terminó la secundaria en el San Juan Luis Vives del distrito de Jesús María. Casado, tiene una hermosa hija. Ha nacido un 26 de junio de 1976. Todos los merecimientos, para un personaje que se siente afortunado por el don de su voz, y vive apasionado por lo que hace tanto en la radio y la televisión. Bien Gino.