Fue trasladado a los 15 días de recién nacido, de Lima a la “Incontrastable”. Por eso se siente huancaíno de corazón. De padre wanka y madre Cajamarquina. Nos dice: “Los años pasaron como si fuera ayer, tantas historias y sueños viviendo con la noticia y con la sagrada tarea de comunicar, dar la información a los lectores y oyentes”.

“Desde niño me apasionó el mundo de las comunicaciones, creo que ya tenía en las venas seguir esta difícil, pero a veces incomprendida profesión del Periodista. La primera tarea saber las reglas de ortografía, que me distinguió en  el aula de mi colegio, y luego leer muchos diarios que había en casa, o de algún familiar cuando los visitaba y veía rumas de periódicos pasados y las visualizaba”, señala Wily, siempre mesurado y con algo de nostalgia.

A los 14 años de edad, ya acariciaba la fotografía, hasta llegar a ser un maestro de la galería y el revelado. De allí, a la cabina de un mercado para publicitar a través del micrófono las ofertas que ofrecía este negocio, que luego dejó para estudiar periodismo, pasando por la Escuela Jaime Bausate y Meza, Universidad Nacional del Altiplano y la Universidad del Centro del Perú.

Después, comenzó a transitar en diversos diarios y emisoras de Lima, Huancayo y otras provincias del país. Siempre recuerda a radio 15.50 y  Huancayo donde conoció a Pompeyo Aliaga, Antonio Mandujano, con quien fundó en 1988 “Deporte Uno”. También a Herman Salgado (QEPD), Tato Buendía y otros. Resalta la presencia de excelentes colegas en Lima y provincias. Cree conocer el 90 por ciento del país.

También, recuerda a los excelentes jefes de los diarios entre otros como Correo y El Comercio que le motivaron a no doblegar y a esforzarse en ser el mejor redactor o reportero. “Uy son varios diarios, revistas y radioemisoras que trabajé y contarlo, creo que ya mis colegas saben y me conocen. En tiempos de paz y en la violencia, allí estuve sin temor a nada, porque lo más  importante es publicar las noticias de los hechos”, agrega.

Pero a Wily, le fascinaba también el boxeo, cuando era muy joven y a la negativa de sus padres, una prima de mayor edad fue su apoderada y así inició sus entrenamientos en el ring del Estadio Nacional, rumbo al Campeonato Guantes de Oro, que en la época se internacionalizó porque había pugilistas extranjeros. Participó en la categoría gallo, estaba invicto en varios combates  consecutivos lo que lo llevó a pelear la semifinal con el cañetano Alberto Moscoso, quien lo venció

Estas peleas era televisado por  Canal 7, con la narración y comentarios de Raúl Maraví Ayala y Juan Velarde Grabulosa, y publicado en el diario La Prensa. Luego, continuó persistiendo con sus entrenamientos en la Federación Peruana de Boxeo, haciendo guantes con los campeones nacionales, como Freddy Chumpitaz, Juan García, “Ratón“ Macías; y en una ocasión frente a Fernando “Rocco” Castro,  primero en el ranking mundial welter y luego con el ídolo ecuatoriano Rafael Anchundia, octavo en el ranking mundial y ex sub campeón olímpico, ente otros.

“Aunque son dos historias diferentes, la práctica del boxeo y lo otro el periodismo, son actividades que bien se fusionan, el primero entrenar y aprender diariamente los secretos de este apasionante deporte, y lo otro, la redacción y la búsqueda de la noticia, apareció mi vocación por las comunicaciones”, señala.

 Así se inclinó por lo que más quería, pues los tiempos han cambiado, atrás quedaron las máquinas de escribir y las carillas o cuartillas para pasar al auge cibernético, donde la información se emite en tiempo real por la tecnología existente. Actualmente, es Coordinador de la Oficina de Prensa e Imagen Institucional, de la Corte Superior de Justicia de Lima.

“Tuve la suerte de viajar a otros países como periodista, siendo reconocido no sólo en el extranjero, sino también en mi país. En el 2014, fui distinguido en República Dominicana como Huésped Distinguido e invitado a prestigiosas radioemisoras del país caribeño. Asimismo, participé en las Cumbres Latinoamericanas de Periodismo. Actualmente, soy representante del Colegio Latinoamericano de Periodistas en el Perú (integra a 23 países), miembro del Colegio de Periodistas del Perú y  Circulo de Periodistas Deportivos del Perú”, finaliza.