Muchos años haciendo periodismo, bregando por el camino de esta  noble profesión. Sus inicios se dieron en la pantalla chica en 1979 con su programa “ENFOQUE”, con formato de opinión a través de RTV Canal 2 en la Incontrastable ciudad de Huancayo.Eduardo, recuerda al gran número de administradores que tuvo esta televisora, pasaron varios  como: Juan Hemerling, Eduardo Sanjinés Arcaya, entre otros. Su espacio televisivo estuvo en el aire durante varios años, para luego cambiar de medio de comunicación, así llegó a la radio, produciendo “El Radio Periódico Enfoque”. En  Radio Huancayo permaneció 10 años.

Además, laboró en diversas emisoras como Súper Latina,  Radio Huancayo, 15.50 y Radio Universitaria, donde actualmente siguió informando a la población desde muy temprano, de 6  a 7 de la mañana en la dirección de su siempre programa “Enfoque”.

Durante el tiempo de su trabajo como periodista (tanto en la radio como la televisión) tuvo amistad con destacados conocedores del micrófono: Jaime Orellana, Oswaldo Rojas Rey, Gustavo Gonzáles Uriola, Antonio Mandujano, Arturo Ortíz y demás. Su nombre está registrado entre los primeros 60 miembros del Colegio de Periodistas del Perú en Huancayo, incluso fue directivo en los inicios de esta institución.

En esta misma Orden, apoyó constantemente en labores sociales y distintas actividades deportivas, en varios años integró el equipo de fútbol de periodistas. Así su colaboración fue constante en otros aspectos, también ayudó ofreciéndoles instalaciones a los estudiantes de periodismo de la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP), cuando era director de la I.E Sebastián Lorente.

La otra faceta de Eduardo Cárdenas fue el de la pedagogía. Terminó sus estudios como profesor en el Teodoro Peñaloza de Chupaca egresando el año de 1962, en la especialidad de Profesor de Primaria. Tuvo la satisfacción de haber enseñado a los niveles de Inicial, Primaria y Superior. Estudió Periodismo en Jaime Bausate y Mesa en Huancayo, cuando entonces era director Antonio Cisneros Reaño.

Asimismo, dedicó su tiempo dictando clases en este centro superior de estudios, donde laboró aproximadamente once años. Por otro lado, compartió su labor diaria con un periodismo de opinión y educativo, a través de la radiodifusión. Es recordado por destacar el desarrollo cultural, siempre mencionaba que el periodista y locutor tenía que ser un hombre muy culto. También perteneció a la Asociación de Locutores del Centro del Perú.

Agradecemos tan valioso aporte dejado al mundo de las comunicaciones, y extendemos las condolencias a quienes seguirán sus pasos, a Luis y Eduardo, sus hijos. Igualmente a sus familiares, sus amigos y colegas lo recordarán siempre. Un hasta luego estimado Eduardo, otro huancaíno exitoso en la radiodifusión y periodismo  de la Incontrastable y del Perú.